Perfume del azahar y acordes de una guitarra; perfume del azahar a los pies de la Giralda El arte se fue a postrar. (Sevillana de los Hermanos Reyes)

La Feria de Abril de Sevilla es sin duda una de las fiestas más singulares y una de las más conocidas de nuestro país y que más interés despiertan en los turistas de todo el mundo, por ello que está declarada de Interés Turístico Internacional. Se celebra en fechas diferentes cada año, dependiendo de cuando sea la Semana Santa y se celebra en el Real de la Feria, situado en el Barrio de los Remedios.

Durante una semana las calles del Real (que tienen nombres de toreros ilustres) lucen sus mejores galas y albergan más de mil casetas donde se disfruta de ricas viandas, se bebe rebujito y sobre todo se bailan sevillanas, que por supuesto encontrarán muchos trajes de flamencas, el traje típico andaluz. Los carruajes de caballos es el medio de transporte permitido en el Real de la Feria, donde también encontrarán a jinetes y amazonas a lomos de sus caballos.
Con el nombre de “calle del Infierno” se conoce al parque de atracciones que se instala anexo al Real de la Feria y coincidiendo con su celebración. Las atracciones ambulantes son tradicionalmente conocidas en Sevilla como cacharritos, sin duda la calle favorita para los más pequeños, y los no tan pequeños.

Los toros han estado unidos a la celebración de la feria, a partir del Domingo de Resurrección, dos semanas antes de la feria, comienza la temporada taurina en la plaza de toros de la Real Maestranza, una de la más importantes del mundo (puede reservar una visita a la Plaza a través de nuestro equipo, que le gestionará las entradas).

Cuando anochece, las calles del Real se iluminan con los farolillos venecianos y con los adornos de bombillas, destacando la portada principal que cada año tiene una temática diferente.