“Viene a lo lejos, llena de luz, blanca de azahar, y es un reflejo de sol en la Madrugá”
(Carlos Cano)

La Semana Santa de Sevilla conmemora la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo. Entre el Domingo de Ramos y el Domingo de Resurrección. En 1980 fue declarada de Interés Turístico Internacional y constituye una de las grandes fiestas de primavera de la ciudad.

La Semana Santa sevillana se celebra desde el siglo XVI y tiene fama universal. Alrededor de 50.000 personas se visten de nazarenos para desfilar en las numerosas procesiones que se organizan, mientras los “costaleros” cargan los pasos sobre sus espaldas. Todos los días hay procesiones por la tarde y por la noche. Cada cofradía sale de su iglesia y tiene establecido su propio recorrido, aunque todas deben pasar por la llamada “carrera oficial”, que empieza en la calle Campana y termina con la salida de la hermandad por la Catedral.

Tras abandonar la Catedral, el cortejo vuelve a su iglesia por un camino diferente al de ida. En las procesiones resulta muy emocionante escuchar las saetas: las canciones flamencas que la gente canta a capella, llamadas saetas, desde los balcones en honor a las imágenes.

La madrugada del Viernes Santo es el momento más importante de la Semana Santa de Sevilla. Esa noche salen algunas de las imágenes más veneradas como el Jesús del Gran Poder, la Macarena, la Esperanza de Triana o el Cristo de los Gitanos. Durante toda la noche y hasta bien entrado el día, las calles de la ciudad se llenan de público y sentimiento. Eso sí, le recomendamos que tenga paciencia porque las esperas para admirar estos pasos suelen ser prolongadas.

La Semana Santa es uno de los festejos más vistosos y emotivos. La devoción, el arte, el colorido y la música se entremezclan en los actos que se celebran para recordar la muerte de Jesucristo: las procesiones. En ellas, los miembros de las diferentes hermandades y cofradías, vestidos con sus ropajes característicos, recorren las calles llevando los pasos al ritmo de los tambores y la música, produciendo estampas de sobria belleza.
http://www.semana-santa.org/